Autoridades amenazan a transportistas de San Cristóbal de las Casas

Félix Camas

San Cristóbal de Las Casas.- La Casa de Barbie es como los integrantes de la Unión de Transportistas del Estado de Chiapas en esta ciudad conocen a la terminal de corto recorrido, ya que únicamente las autoridades pactaron los espacios con un grupo, por lo que la mayoría se quedó sobre el Boulevard Juan Sabines y ahora son intimidados y amenazados.

El líder de la Organización Transportistas Emiliano Zapata (OTEZ), Andrés Gómez, dio a conocer que en la actualidad los transportistas son víctimas de amenazas por parte de las autoridades, “nos quedamos en el lugar donde estamos, sobre el Boulevard y hemos recibido todo tipo de difamaciones, que nuestros carros no están asegurados, que somos irregulares, que nos quitarán el permiso”.

“Nos han presionado para que abandonemos amenazando con desalojarnos o detener nuestras unidades, argumentando que no tenemos permiso de penetración, se nos está presionando, se nos está pidiendo el cambio de uso de suelo por parte del municipio y amenazan con quitarnos el el permiso”, argumentó.

Dijo que la Unión de Transportistas del Estado de Chiapas hay alrededor de 46 organizaciones, mil 100 carros de diferentes modalidades, autobuses, urvan, taxis; 10 mil personas que dependen económicamente de esta organización.

Asimismo, dio a conocer que este fin de semana se reunieron con el candidato al gobierno del estado, José Antonio Aguilar Bodegas, donde pidieron los transportistas sean apoyados por las instituciones gubernamentales, ya que en la actualidad únicamente son perseguidos como delincuentes.

“Le dijimos que queremos nos escuchen, acá en San Cristóbal hay muchos supuestos líderes que dicen ser mayoría cuando no lo son, pero hay transportistas unidos y organizados que han violentado nuestros derechos”.

Asimismo, dijo que harán un llamado a los candidatos a la presidencia municipal, para que dejen de aliarse con líderes corruptos y grupos de choque que únicamente hacen que se enfrenten entre hermanos indígenas.

“Nosotros no le hacemos daño a nadie, al contrario, nos auto-empleamos, pero muchas veces nos persiguen como delincuentes, en lugar de contar con el apoyo de las autoridades, ya que nosotros generamos empleos”.

Finalmente, dijo que hay miles de ciudadanos beneficiados con el sector transportista, “nosotros tenemos choferes, checadores, si hablamos que aquí hay mil transportistas que tienen hijos y familia, son muchos entonces que dependen económicamente del transporte”.

Comentar