Autoridades de protección civil piden a la población no bajar la guardia ante la ocurrencia de sismos

  • Los sismos no se pueden predecir, sin embargo podemos implementar acciones que permitan reducir los riesgos de desastres.

A poco tiempo de que se cumpla un año del sismo de magnitud 8.2 que puso a prueba la capacidad de reacción, atención a la emergencia y resiliencia ante el sino más intenso que se tiene registros en nuestro estado, autoridades estatales de protección civil piden a la población no olvidar lo ocurrido, implementando acciones que permitan reducir los riesgos de desastres en nuestro hogar.

En este sentido, informaron que México se encuentra en una zona de alta sismicidad debido a la interacción de cinco placas tectónicas: La placa de Norteamérica, la de Cocos, la del Pacífico, la de Rivera y la placa del Caribe. Por esta razón no es rara la ocurrencia de sismos. El Servicio Sismológico Nacional reporta en promedio la ocurrencia de 40 sismos por día. Chiapas y Oaxaca son de los estados con mayor sismicidad en la República Mexicana. El origen de esta sismicidad se debe al contacto convergente entre tres importantes placas tectónicas: la placa de Cocos, del Caribe y la Placa de Norteamérica.

La interacción entre estas dos placas tiene lugar en la costa del Pacífico, frente a dicho estado. Con respecto a esta zona, iniciando el siglo XX se produjeron tres grandes sismos superficiales con magnitudes mayores a 7 en las costas de Chiapas y Guatemala. El primero ocurrió cercano a la frontera México-Guatemala, el 19 de abril de 1902 (M7.5); el segundo el 23 de septiembre de 1902 (M7.7) en la costa norte de Chiapas y el tercero el 14 de enero de 1903 (M7.6) en la costa sur de Chiapas.

En lo que va de este año tan solo de enero a al fecha se han contabilizado a nivel nacional cerca de 21 mil eventos sísmicos de los cuales 2 mil 322 han tenido epicentro en Chiapas lo que representa el 12 por ciento de la actividad sísmica del país.

El día 7 de septiembre de 2017, el Servicio Sismológico Nacional (SSN) reportó un sismo con magnitud 8.2 localizado en el Golfo de Tehuantepec, a 133 km al suroeste de Pijijiapan, Chiapas. El sismo, ocurrido a las 23:49:17 horas (04:49 UTM), fue sentido en el sur y centro del país con una profundidad de 45.9 kilómetros y una duración aproximada de percepción humana de 1 minuto con 20 segundos.

Investigadores aseguran que el mecanismo focal del sismo muestra una falla de tipo normal la cual, es característica de un sismo intraplaca. En esta región, la placa de Cocos subduce (se desplaza) por debajo de la placa de Norteamérica y Caribe.

Dos días después de ocurrido el sismo, se habían registrado 482 réplicas y quince días después, 4326 réplicas, cuya distribución abarca todo el Golfo de Tehuantepec, esta cantidad incluyen toda la sismicidad detectada en la región.

Del 7 de septiembre del 2017 al 4 de septiembre del 2018 se han registrado 26 mil 661 replicas del sismo de magnitud 8.2.

Comentar