Casi mata a su bebé inyectándole cloro y jabón líquido

  • La mujer confesó el abuso y admitió que ha continuado durante unos 18 meses

Turquía.- Una mujer inyectó cloro y jabón líquido a su bebé porque no sentía afecto por el pequeño.

La madre, conocida solo como Elif K., también cortó al bebé Eylul con una navaja de afeitar en un reinado de tortura, lo que llevó a que el bebé se fracturara el cráneo a los nueve meses de edad, informo Mirror.

Confesando ante el tribunal en Estambul, Turquía, Elif K. dijo: “No podía amar a mi hija, no podía abrigarme con ella. Decidí torturarla”. Admitió que ha continuado durante unos 18 meses

“Desde que tenía un mes de edad, le inyecté cloro y jabón líquido en las orejas, la nariz y el ombligo, hasta que comenzó a sangrar.

“Luego la llevé al hospital para recibir tratamiento. Cuando la dejaron en casa, continué torturándola. Le estaba inyectando cloro y jabón y también la cortaba con una navaja en la cabeza, los ojos, las piernas, los brazos y el pecho.

Las autoridades comenzaron a mirar con atención el caso de Eylul, luego que la salud de la niña no mejorara con el tratamiento médico y que fuera internada en repetidas ocasiones.

Según la información que reproduce un medio ingles, la niña fue ingresada nuevamente vez en agosto del año pasado, lo que derivó en un interrogatorio a la madre, por las lesiones con las que había llegado la pequeña.

En esa oportunidad la madre fue dejada en libertad y le permitieron seguir cuidando de la niña.

Fue la tercera hospitalización de Eylul la que finalmente permitió a los doctores comprobar que la madre era la responsable de las heridas que sufría la bebé.

Debido a la presión, Elif K. finalmente se entregó en la policía y confesó lo que había hecho los últimos 18 meses. La mujer compareció ante el tribunal, donde fue encontrada culpable de torturar a su bebé.

La custodia de la niña fue entregada a su padre, según los informes de la corte, la niña finalmente está empezando a mejorar.

Fuente: Zócalo

Comentar