El deporte, una oportunidad para soñar

  • Las hermanas Balboa Álvarez son originarias de Ostuacán, pero actualmente radican en Tuxtla Gutiérrez para ser atletas de alto rendimiento en levantamiento de pesas y boxeo

Tuxtla Gutiérrez, 22 de agosto.- Fue en  el mes de abril cuando Violeta y Marimar Balboa Álvarez, originarias de Ostuacán, acudieron a las instalaciones de la Secretaría de la Juventud, Recreación  y Deporte (SJRyD) en busca de una opción para practicar un deporte, pero lo que pensaron que sería un pasatiempo hoy representa la oportunidad de salir adelante.

En un principio las menores de edad no tenían claro qué deporte practicarían, sin embargo gracias al apoyo que recibieron de los entrenadores de la SJRyD, Violeta Balboa, de 15 años se decidió por el boxeo, mientras que Marimar escogió levantamiento de pesas.

“Estoy muy contenta levantando pesas, me gusta mucho. En diciembre voy a competir y estoy muy emocionada. Al principio quería natación pero me quedé en pesas y soy feliz”, dijo, Marimar, la más pequeña de la familia Balboa Álvarez.

Actualmente, Susana Fuentes Zavala, medallista de levantamiento de pesas de Olimpiada y Universiada Nacional, se encarga de entrenar a los atletas de iniciación de dicha disciplina, entre ellos Marimar, a quien le ve gran potencial para representar a Chiapas diferentes competencias.

“Yo estaba entrenando y  Marimar pasó con su papá y  se quedaron observando el área de halterofilia. La  llamé porque la vi fuerte y le dije que probara una semana y si no le gustaba que después probara la natación que era lo que ella  buscaba. Al segundo día llegó y me sorprendió porque los niños que no están acostumbrados a hacer pesas al otro día les duele un poco el cuerpo y ya no quieren ir”, dijo Fuentes Zavala.

La actual entrenadora, destacó  el avance que en tan solo cuatro meses de entrenamiento ha tenido Marimar Balboa, quien en diciembre participará  en el Torneo del Pavo en San Luis Potosí.

 

“Ha aprendido muy rápido la técnica, hace 18 de arranque y 25 de envión. En diciembre será su primera competencia, queremos que tenga buenos resultados en el Torneo del Pavo donde participan niños de 9, 10 y 11 años. Se siente una felicidad  poder entrenar a niños y ojalá que se sumen más”, mencionó la medallista nacional.

Por su parte, la púgil, Violeta Balboa debutó este fin de semana con una importante victoria en el primer torneo del serial que organiza la Asociación Chiapaneca de Boxeo (ACHBOX).

 

La dirigida por el entrenador Usiel Yock Albores, del equipo de la SJRyD pese a vivir en una colonia de Chiapa de Corzo no falta a sus entrenamientos, lo que ha hecho que en cuatro meses tenga un avance significativo

“Me gusta mucho y es mi pasión entrenar boxeo, me gusta desde niña. Son un poco pesados los entrenamientos pero no me canso, es duro el boxeo pero ahí voy. Estoy feliz  y le doy gracias al señor que estoy aquí”, comentó la joven de tan solo 15 años.

La de Ostuacán se ha ganado el respeto y el corazón del gremio, y prueba de ello es que antes de su pelea en el primer Torneo del Serial de la ACHBOX recibió por parte de una juez dos uniformes de la Selección Chiapas, a  fin de que se motive a seguir en esta disciplina.

VIOLETA Y MARIMAR, EL ORGULLO DE PAPÁ

El gran apoyo de Violeta y Marimar, es su padre, don José Luis Balboa Rodríguez, un señor que todos los días trabaja muy fuerte por sus hijas, quienes se están estrenando en el deporte de alto rendimiento.

“Estoy muy contento y orgulloso  y le agradezco mucho a Dios. Se dice que hay que soñar y yo estoy aprovechando el cambio de municipio. Soy chiapaneco y estoy poniendo todo de mi parte, no sé qué tenga que hacer, pero mis hijas con ayuda del deporte chiapaneco saldrán adelante. Espero que la gente vea que en el deporte sí hay posibilidades de hacer grandes cosas”, destacó don José Luis Balboa.

Actualmente, este padre de familia trabaja cuidando un terreno en una colonia de Chiapa de Corzo, además  vende chatarra, de donde suma más ingresos para mantener a sus seres queridos y cumplirle el sueño a sus hijas de ser deportistas destacadas.

“Soy originario de Ostuacán, soy chiapaneco.  Tengo un hermano que tiene años que se vino para acá, me  ofreció trabajo cuidando un rancho que compró en Chiapa de Corzo, a la altura de América Libre, con eso hago posible que practiquen deporte. Es un sueño, un orgullo para todo papá  le estoy echando muchas ganas por mis hijitas”, concluyó Balboa Rodríguez.

Las hermanas Balboa Álvarez forman parte de los atletas de iniciación de las diferentes disciplinas que oferta durante el año la SJRyD, muchas de ellas no tienen una cuota de recuperación para apoyar a que los niños y jóvenes del estado puedan realizarse y cumplir sus metas y sueños a través del deporte.

La dependencia a cargo de Samuel León reitera la invitación para que más jóvenes se unan al deporte, representen a Chiapas en competencias nacionales e internacionales y liberen su talento.

Comentar