El sureste de México, imán que atrae turismo e inversiones: Rutilio Escandón

  • El Tren Maya es una inversión que generará fuentes de empleo, mayores ingresos y conectará a las comunidades de los pueblos originarios, aseguró el gobernador de Chiapas
  • El propósito es que haya crecimiento económico pero que también haya bienestar, modernidad forjada desde abajo y para todos, afirmó el presidente Andrés Manuel López Obrador

Palenque, Chiapas. – Con el inicio de la rehabilitación de las vías férreas Palenque-Escárcega del proyecto Tren Maya se consolida la hermandad entre los estados de Chiapas, Tabasco, Campeche, Yucatán y Quintana Roo y se detonarán nuevos destinos turísticos del mundo maya.

Así lo expresó el gobernador Rutilio Escandón Cadenas al acompañar al presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, en el ritual indígena a la Madre Tierra para la anuencia de la construcción del Tren Maya, una obra de infraestructura que no sólo representa la punta de lanza de la cuarta transformación de la vida pública del país, sino que también generará fuentes de empleo, mayores ingresos y conectará a las comunidades de los pueblos originarios.

En un ambiente festivo, el mandatario chiapaneco destacó la visión del jefe del Ejecutivo al impulsar un proyecto que la ciudadanía recibe gustosamente, porque representa el progreso de México, en especial para todos los estados del sureste que, dijo, son un imán que atraen turismo e inversiones.

“Era necesario que el gobierno federal volteara a ver a los estados del sur como una región segura y fértil para invertir, para que su población alcance mayores niveles de bienestar. No solo con apoyos sociales directos sino con empleos formales, dignos, con seguridad social y bien remunerados”, apuntó.

Al dirigirse a la población, Escandón Cadenas les aseguró que dichos trabajos protegerán la vida silvestre de los bosques y selvas de la región pues la riqueza ancestral de la cultura maya es también la riqueza cultural y turística de todos.

“Nuestras selvas y el colorido de las aves han trascendido desde el reinado de Pakal hasta nuestros días, por ello, la rehabilitación de las vías férreas está proyectada para realizarse con estricto respeto al ecosistema”, enfatizó.

De esta manera, el gobernador de Chiapas reafirmó la política pública de este proyecto basado en el fomento al desarrollo sustentable, inclusión de las zonas marginadas a la economía de la región, el impulso de nuevos destinos y productos turísticos y la preservación del patrimonio cultural de México.

En tanto, el presidente Andrés Manuel López Obrador calificó a esta obra como un acto de justicia que permitirá reactivar la economía del sureste del país, sabiendo que no solo significa la oportunidad de impulsar las zonas turísticas, sino también la riqueza cultural de los pueblos indígenas.

“El proyecto tiene que ver con impulsar el turismo, que los que llegan a Cancún puedan visitar Yucatán, Campeche, Tabasco y Chiapas para que se aproveche esa afluencia turística; que ya no estén solo disfrutando del Mar Caribe, sino que también conozcan toda la riqueza cultural-ecológica de los estados del sureste; aquí a Palenque llegan al año alrededor de 600 mil turistas y a Cancún 10 millones; si con el tren logramos que se incremente la afluencia turística a Palenque esto va a significar empleos, trabajo, bienestar para Palenque y para otros estados del sureste”, añadió.

Aunado a ello, explicó, es un programa de reordenamiento urbano porque por donde va a pasar el tren se va a poner orden, tal como lo hicieron los antiguos mayas al construir sus ciudades con mucha planeación, con arquitectura y con sistemas hidráulicos.

Informó que la inversión inicial del proyecto es de 6 mil millones de pesos, sin embargo, “se necesita hacer una mezcla de recursos con el sector privado; por lo que aprovecho para convocar a empresarios a que participen en esta obra que será de tres tipos de trenes: de carga, turístico y de pasajeros”.

El mandatario federal dejó en claro que esta obra no solo va a generar empleos, también se une al programa “Sembrando Vida” que inició en el sureste mexicano con el fin de sembrar un millón de hectáreas de árboles frutales y maderables en los ejidos, en las pequeñas propiedades y en las comunidades.

“El propósito es que haya crecimiento económico pero que también haya bienestar, modernidad forjada desde abajo y para todos, esto es lo que significa la cuarta transformación de la vida pública de nuestro país”, aseveró.

Al son de la música tradicional, Emilio Ramón Ramírez, secretario para el Desarrollo Sustentable de los Pueblos Indígenas, en representación de las 12 etnias indígenas de la región, expresó el significado del ritual que realizaron para pedirle permiso a la Madre Tierra para la construcción del Tren Maya, que representa la modernización de la región.

“Esta ceremonia lleva un proceso, ya caminamos la combinación de lo divino y con la Madre Tierra; la construcción del Lu kun ik que en la lengua chol significa Tren Maya, será para el bien de nuestros pueblos y hermanos indígenas, respaldamos esta construcción por eso le ofrecimos la luz de las velas, el incienso, la comida, porque nosotros, de acuerdo con nuestros usos y costumbres, tenemos que pedir permiso a la tierra porque de ella comemos y en ella caminamos”, manifestó.

Cabe mencionar que las características técnicas del Tren Maya son las siguientes: locomotora de biodiesel híbrida acorde a la norma ambiental de California, mil 525 kilómetros de recorrido, 15 estaciones, tren de velocidad media máxima de 160 kilómetros por hora. Es todo un circuito dividido en siete grandes tramos: Palenque-Escárcega; Escárcega a Campeche; otro de Campeche a Mérida y otro de Mérida a Cancún por el Golfo y los otros tres tramos de Cancún pasando por Bacalar, Calakmul y de nuevo a Escárcega.

En este acto se contó con la presencia del secretario de Turismo, Miguel Torruco Marqués; el responsable del proyecto del Tren Maya, Rogelio Jiménez Pons; los gobernadores constitucional y electo de Tabasco, Arturo Núñez Jiménez y Adán Augusto López Hernández, respectivamente; así como de los mandatarios de Campeche, Rafael Alejandro Moreno Cárdenas; de Yucatán, Mauricio Vila Dosal y de Quintana Roo, Carlos Joaquín González; los empresarios Daniel Chávez Morán y Miguel Alemán Magnani; y presidentes municipales de la región Selva de Chiapas.

Comentar