Ensalada de grillos de Ciro Castillo: “Ay, nanita”

La imagen de la diputada federal Carmen Medel Palma casi a punto del desmayo en plena Cámara de Diputados, se “viralizó”. Más que una funcionaria pública recibiendo un “cubetazo de agua helada” en la espalda, era el dolor de una madre que acababa de perder a su hija.

La sesión fue suspendida. Los diputados, sin importar los colores, le acuerparon.

Porfirio Muñoz Ledo, presidente de la Cámara Baja, con voz pausada, regresó a tribuna solo para expresar su pésame y solidaridad con la legisladora que sufrió una crisis nerviosa.

Igual que el experimentado Porfirio Muñoz, el diputado Pablo Gómez expresó su respaldo y advirtió que esta es una muestra más de la crítica situación de inseguridad que vive el país.

Nosotros podemos decir: si esto le sucede a la hija de una legisladora, qué puede esperar el resto de la población “mundana” de este país. Ay, nanita.

VALERIA IBA A SER MÉDICO

Por la tarde se supo que la joven de apenas 22 años, Valeria, recibió entre seis y nueve impactos de bala. Ella estudiaba Medicina en la Universidad Veracruzana.

Un sujeto a bordo de un carro negro llegó hasta el Gimnasio Sport, en Ciudad Mendoza en el Centro de Veracruz, subió hasta el tercer piso y descargó su arma contra la joven.

Cruz Medel cayó muerta entre dos aparatos para hacer ejercicio, mientras los demás deportistas huían desconcertados. En el lugar otra joven perdió la vida.

NADIE MERECE ESTO: DIPUTADA

“Ninguna madre, ningún padre, ningún ciudadano merece vivir una situación así”, declaró horas después la diputada local, también de Morena, María Candelas Francisco Doce, quien exigió justicia después del caso que sucedió a plena luz del día, a un costado del palacio municipal de Ciudad Mendoza.

La legisladora del Distrito XXI de Veracruz pidió no sacar conjeturas y aseguró que se exigirá una investigación clara y certera a la Fiscalía de Veracruz, un estado donde la violencia ha sido la constante en los últimos dos gobiernos.

A “CHUSITA” LA CAMBIARON

María de Jesús Espinosa, “Chusita”, una enfermera que participó en una huelga hace meses y que fue incluso perseguida, logró llegar a la dirigencia de la Sección 50 del Sindicato de Salud.

Cuentan que varios liderazgos que intentaban derrumbar a José Luis Díaz Selvas, quien se había eternizado en la dirigencia, le brindaron su respaldo y apoyo; sin embargo, una vez “en el trono”, comenzó a perder el piso.

Cuentan que más bien son seguidores e integrantes de su equipo cercano quienes “le juegan su cabeza” y están haciéndola incurrir en los errores que ella tanto criticó.

La nueva dirigencia intenta aplastar a todo el que no comulgue con sus ideas, incluso a quienes de alguna manera le brindaron su respaldo. “Ay nanita”.

BOMBA EN LA UNACH

Un ex funcionario de la Unach ligado al eterno Hugo Armando Aguilar, lanzó “pestes” contra la Rectoría de la máxima casa de estudios del estado.

Víctor Fabián Rumaya, quien aspiraría a competir por el cargo de Rector, lanzó una serie de acusaciones contra la administración saliente, incluyendo supuestos casos de acoso. La pregunta obligada es: ¿por qué hasta ahora la denuncia y la queja?

Comentar