Ensalada de grillos de Ciro Castillo: “El león no es como lo pintan”

Hace unos días me sorprendió una llamada desde los Estados Unidos. Vi mi celular y la lada era del estado de Georgia. Creí que era uno de esos intentos de fraude vía telefónica, pero aún así contesté.

Grata sorpresa, era un amigo de la infancia que vive en el país de las barras y las estrellas desde hace dos décadas.

No se si soy el único al que le ocurre, pero una de las preguntas de la conversación fue: ¿y qué tal, cómo les va con Trump?

Casi escuché una risa del otro lado de la línea telefónica. La repuesta fue: todo tranquilo. No podemos salir, pero tampoco nos pueden sacar. El león no es como lo pintan…

ELECCIONES INTERMEDIAS

Dicen que las elecciones intermedias de Estados Unidos llevadas a cabo este seis de noviembre, fueron una especie de referéndum para el magnate Donald J. Trump. Pasó el examen de panzazo.

Los demócratas recuperaron el control de la Cámara Baja y los republicanos, partido al que pertenece el que vive en la Casa Blanca, mantuvieron el control que ya tenían en el Senado.

El hombre de pelo “meco”, fiel a su costumbre, dijo que todo había sido “un éxito”. Felicitó a los republicanos por lo que él calificó como triunfo; sin embargo, se curó en salud y llamó a Nancy Pelosi, quien tendrá uno de los liderazgos más fuertes en la también llamada Cámara de Representantes.

Dicen que el resultado de las elecciones intermedias hacen prever que la elección presidencial en dos años, cuando Donald Trump intentará reelegirse, será muy reñida.

Atacar a las caravanas de migrantes que ahora viajan dispersas en territorio mexicano, fue una de las estrategias de campaña del magnate; sin embargo, al final no le funcionó.

Dicen también, me refiero a los analistas internacionales, que Barack Obama jugó un gran papel en las elecciones intermedias. Él atajó los dichos de Trump respecto a las caravanas de migrantes y lo hizo ver como lo que es, un tremendo mañoso.

Al final, la Cámara de Representantes quedó conformada por 218 demócratas y 193 republicanos. A su vez, la Cámara Alta o Senado, quedó integrada por 51 republicanos y 45 demócratas.

“Mañana será otro día”, dijo Nancy Pelosi tras el triunfo demócrata. Ella será la Presidenta de la Cámara de Representantes, el equivalente a la Cámara de Diputados en México.

LA REBELIÓN DE LAS MUJERES EN EU

Les decía que en la llamada que un amigo de la infancia me hizo desde los Estados Unidos, me contó que sus dos hijos mayores están cerca de concluir la universidad. Uno de ellos es mujer.

De hecho, pese a los ataques “trompistas” hacia las mujeres, ellas le dieron “cachetada con guante blanco”, al conquistar varios espacios.

Alexandria Ocasio-Cortez, de apenas 29 años y cuya madre es de Puerto Rico, se convirtió en la congresista más joven de la historia de la Unión Americana.

Según información de Euronews, las demócratas Debra Haaland y Sharice Davids se convirtieron en las primeras mujeres de pueblos nativos de Estados Unidos en ser elegidas para la Cámara de Representantes.

Ilhan Omar y Rashida Tlaib, de origen musulmán y demócratas, también alcanzaron un espacio en la Cámara Baja, sin contar que Ayanna Pressley se convertirá en la primera congresista negra electa para el Congreso de Massachussets. Como decimos aquí: ¡Nadita!

Comentar