Ensalada de grillos de Ciro Castillo: “La portada de Proceso”

Causó gran revuelo, entre los que siguen a López Obrador y entre sus detractores o rivales políticos, la portada de la última entrega de la revista Proceso que lleva un título sugerente: “AMLO se aísla. El fantasma del fracaso”.

A muchos quizá les tomó por sorpresa lo que a primera vista parece ser un ataque de la revista política más conocida en el país.

Estábamos acostumbrados a que Proceso siempre era un medio antisistema; solía poner contra la pared a los del viejo PRI y a cuanto se atravesara en el camino; ir contra “aliados” del sistema como Televisa era común.

Por eso ahora que, en apariencia, suelta metralla contra el líder de la que él ha llamado la “cuarta transformación”, la portada de Proceso fue como un cubetazo de hielo en la espalda.

PELIGROSO IR SOLO CONTRA EL GRAN CAPITAL

El prestigiado constitucionalista Diego Valadés resulta ser la estrella de esta edición de Proceso, que no sabemos si se vendió como “pan caliente”, con eso de que los mexicanos leemos poco; sin embargo, caló fuerte.

En realidad el ex ministro de la Corte no ataca como tal al tabasqueño, quien tomará posesión del cargo el primero de diciembre. Más bien, lanza una especie de alerta.

Dice Valadés, y es parte del resumen de Proceso en sus primeras páginas, en el tema de la consulta sobre el futuro del NAICM se  lo vio solo a Obrador.

Alerta que el “enorme reto” de separar el poder político del económico, es decir, enfrentarse al gran capital nacional y extranjero y hacerlo solo, puede ser peligroso.

Compara lo que intenta Andrés Manuel López Obrador con la hazaña de Benito Juárez, cuando se aventó “el tiro” de separar el poder eclesiástico del poder civil.

Tal es la magnitud del cambio que se pretende hacer, apunta, que se requiere de una reforma constitucional, así como el acompañamiento de las cámaras de Diputados y Senadores, además de secretarios de estado fuertes.

A pregunta del periodista Álvaro Delgado, el constitucionalista dice que a él no le preocupa que López Obrador vaya a gobernar a capricho, sino más bien que una sola persona se enfrente a una gran “constelación de intereses”, pues se corre el riesgo de un naufragio.

“Para que tenga éxito se necesita que quienes gobiernen sean las instituciones políticas muy sólidas…”, expresa Diego Valadés, quien, recuerda la revista, formó parte de aquella generación del 68.

YA NO SON OPOSICIÓN: VALADÉS

El constitucionalista expresa que México, con López Obrador y por la forma arrolladora en que llega al poder, tiene una oportunidad histórica; sin embargo, lamenta que sus cercanos, su equipo, se vea aún desarticulado.

“Tengo la impresión de que, dentro de un mes, ellos van a ser los que tomen las decisiones. Todavía tienen los reflejos de quienes están en la oposición…”

Diego Valadés aborda otros temas como la reducción de salarios que alcanza a los magistrados y jueces, cuya autonomía estaría en riesgo, porque ahora nadie ganará más que el Presidente.

El escritor de varios libros como “El gobierno de gabinete”, dice al Presidente electo y sus colaboradores: “Fueron grandes luchadores de la transformación de México, pero ahora son grandes autores de la transformación de México. Y eso requiere que todos estén alineados en relación con los objetivos compartidos”.

DERECHO DE RÉPLICA

El Presidente Electo, quien ayer anunció que también habrá una consulta pública por el proyecto del Tren Maya, calificó como sensacionalista, incluso amarillista la publicación de la revista Proceso.

Sin embargo, dijo, así es la libertad de expresión y así es la democracia.

El tabasqueño aseguró que pedirá su derecho de réplica y aseguró que no quiere ser un dictador, como Nicolás Maduro, al que por cierto los panistas le mandaron una carta pidiéndole que no venga a la toma de posesión del nuevo gobierno el primero de diciembre.

Estamos empezando la semana muy bien, dijo ayer en un video que compartió en su cuenta de Twitter, donde además bromeó porque en las fotos presentadas por la revista se lo ve “decrépito y chocheando”.

 

Comentar