Ensalada de grillos: El valor de la palabra. Por Ciro Castillo

Los burócratas estatales lograron su objetivo en más de ocho días de paro laboral. No se había visto algo así en los últimos años. La liga no se pudo estirar más. Ahora falta ver que les cumplan.

Tras la negociación que concluyó de madrugada, el secretario del Trabajo, Óscar Ochoa Gallegos, se encargó de difundir lo pactado con los trabajadores del estado que sitiaron la Torre Chiapas y paralizaron otras oficinas.

Fue autorizado el pago de aguinaldo el próximo siete de diciembre y será de 60 días para empleados de base y de confianza. También quedaría resuelto el tema del seguro.

Con este acuerdo se tira al traste el macabro rumor que indicaba que el movimiento era inducido y tenía como propósito paralizar toda oficina de gobierno y así no habría ningún reclamo en lo poco que resta del sexenio.

Ahora falta que le den valor a la palabra, algo de lo que se ha carecido en la administración verdecologista que agoniza.

Los trabajadores mostraron firmeza y congruencia en su actuar, pues evitaron dañar a la sociedad con bloqueos, a pesar de que algunos servicios estuvieron parados o a medias.

El gobierno, que ya había emprendido la táctica de la presión, prometió no ejercer acción legal contra los paristas, especialmente contra los líderes.

TAPÓN A CARLOS ALAZRAKI

Valor tuvo el empresario chiapaneco, Carlos Valdez, quien envió una carta al próximo secretario de Turismo, Miguel Torruco Marquéz, quien conoce bien la problemática de estados como Chiapas.

Le pidió ignorar las peticiones del publicista Carlos Alazraki, quien sugirió trayendo grandes eventos como la NFL, Fórmula Uno, entre otros.

“Esos eventos y lugares que menciona, caminan por si solos, solo necesitan, eso si, el acompañamiento de la Secretaría”, expresa la carta.

“Don Miguel: #nolehaga caso a Alazraki por favor y voltee a ver al Sureste, que tanto lo necesita para salir de la pobreza y marginación en la que estamos y que tiene mucha esperanza a que la cuarta transformación cambie nuestro trágico destino”, dice Carlos Valdez.

DESPERDICIO DE ALIMENTOS, UN PECADO

En el marco del Día Mundial de la Alimentación se difundió un dato doloroso: en el mundo se desperdician mil 300 millones de toneladas de alimentos.

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, estima que esa cantidad de productos serían suficientes para alimentar a 2 mil millones de personas.

 La FAO estima que el 28% de la pérdida o desperdicio de alimentos ocurre a nivel del consumidor, el 17% en mercado y distribución, el 28% a nivel de producción, el 22% durante el manejo y almacenamiento, y el 6% restante a nivel de procesamiento.

“Entre las causas se encuentran las reglas de etiquetado, malas prácticas de almacenamiento o transportación y daño en el empaque o embalaje”, difundió la empresa Covestro S. A., en el marco de esta celebración mundial.

Millones de personas en México tendrían una mejor dieta si sociedad civil, empresarios y autoridades, encontraran la forma de evitar ese desperdicio de alimentos.

Aquí mismo en Chiapas, miles de personas pobres apenas tienen lo básico para comer al día.

Comentar