Ensalada de grillos: Escalofríos. Por Ciro Castillo

No hay nada más escalofriante que escuchar la confesión de un hombre que asesinó a 20 mujeres, decir que si regresara a las calles lo volvería a hacer.

Para una persona“ normal”, surgen una serie de preguntas que, por mas que imaginemos, se quedarán sin respuesta.

¿Por qué lo hizo? ¿Cómo puede un hombre odiar tanto a las mujeres? ¿Cómo puede haber tanta violencia  y tanta maldad acumulada en una sola persona? ¿Es realmente un monstruo, el llamado “Monstruo de Ecatepec”?

Además: ¿como sociedad nos estamos acostumbrando a esta barbarie? ¿Ya nada nos asombra? ¿Cuáles son los límites?

Vecinos de Ecatepec, un municipio del Estado de México, gobernado eternamente por el PRI, considerado el más peligroso del país, consideran que no actuó solo. Advierten que está encubriendo algo todavía más monstruoso. Que tiene cómplices.

A QUE LLOREN EN MI CASA…

En los últimos días, en redes sociales y en diversos medios de comunicación, incluso internacionales, ha sonado el caso del “Monstruo de Ecatepec”.

Se trata de Juan Carlos, de 38 años, quien se ha relatado, utilizaba a su esposa, Patricia, de 44, como anzuelo para atraer a mujeres, muchas de ellas jóvenes, hasta su casa, donde las asesinaba.

Algo de lo más espeluznante es que, preguntamente el sujeto y la mujer, comercializaban partes de los cuerpos que desmembraron.

Pero salta entre tantas notas y crónicas de esta historia de terror una frase: “a que lloren en mi casa, a que lloren en la de otro”. También: “a que coman los hijos de otros, a que coman los míos”.

Estas ideas, por macabras que suenen, parecen como manifestaciones desesperadas de alguien o, en este caso, de una pareja que no tenía otra salida. ¿La pregunta es por qué?

Las expresiones se parecen a declaraciones de narcos o sicarios que han externado, al ser entrevistados, que no tenían otro camino o más bien, que no conocían otro camino que no fuera la violencia.

“Juan Carlos confesó que vendía sus huesos a una persona que no ha sido identificada”, relató la BBC de Londres. Escalofríos…

CIFRAS MACABRAS

En las morgues y fosas comunes de los estados de la República Mexicana, publicaron medios nacionales, hay casi 6 mil cuerpos sin identificar. Algunos llevan hasta cinco años a disposición del Ministerio Público y nadie los ha reclamado.

Durango encabeza esta lista de cifras macabras, con 530 cuerpos. Le sigue Jalisco con 400.

ALTO A LA VIOLENCIA: CONGRESO

El Congreso del Estado, en este contexto de violencia contra la mujer que prevalece en nuestro país, hizo un firme exhorto para que cesen las acciones y omisiones “que constituyen violencia política” contra la síndica, Marta López Sántiz

DATO DE ESCALOFRÍO

Un ex funcionario de gobierno me dijo que las manifestaciones de trabajadores estatales en distintas dependencias están siendo manipuladas desde el mismo palacio estatal.

La perversa idea es paralizar las distintas oficinas para que los reclamos que llegan desde distintos sectores sociales y municipios, no encuentren un oído que los escuche.

Si la fuente no se equivoca, estaríamos ante otra maquivélica idea como muchas de este sexenio que está en la recta final.

Comentar