Gobernar a Chiapas requiere de un enorme compromiso: Emilio Salazar

  • El legislador sostuvo ante los chiapanecos que el reto para gobernar es muy grande y para ello se requieren los mejores perfiles, no improvisaciones

Tuxtla, Chiapas.- El diputado federal Emilio Salazar Farías, sostuvo que gobernar el estado requiere de un enorme compromiso: conocimiento de estas tierras, afecto y el mejor perfil profesional posible, pues quienes prometen lo que no van a cumplir resultan peor que los que critican.

En sus recorridos por los municipios chiapanecos, el presidente de la Comisión de Desarrollo Municipal de la Cámara Baja, dijo que la mayoría de los gobernantes populistas que han sido elegidos democráticamente, muy pronto dejan de creer en la libertad de este modelo político y muchas veces se convierten en los tiranos que antes denunciaban.

“Las políticas populistas como el incremento al gasto público, los programas insostenibles, o la demagogia con cargo al erario, llevan a los países en el mediano plazo a la quiebra y ruina económica, más allá de los efímeros sentimientos de prosperidad e ilusión de crecimiento económico”, sostuvo el secretario de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública.

Salazar Farías, refirió que para lograr resultados distintos, una premisa básica de cualquier sistema tendría que ser la honestidad, la rectitud, la decencia, sin esos valores cualquier sistema político está perdido y junto con él, la sociedad. Por eso es importante el conocimiento y la profesionalismo, quien no está preparado en términos económicos, no pueden entender la economía, y quien no tiene una formación política, no puede ejercerla; porque “gobernar es saber administrar con responsabilidad y miras a largo plazo, partir de otras premisas es sólo engañar o presentar panoramas que únicamente benefician a una minoría a costa de la mayoría. ¿Fácil? Por supuesto que no, pero ese es el reto, y muy pocos currículum y hojas de vida pueden acreditar el estar listos para asumirlo”.

Finalmente, el político tuxtleco consideró que en aras del bien común, de los chiapanecos, cada aspirante a un cargo debe hacer una evaluación personal objetiva, que vaya más allá de sus ambiciones de poder y dinero. Si así lo hacen seguramente muchos cambiarían de opinión. La política no es mala, algunos políticos sí lo son, concluyó.

Comentar