Hospital “Gómez Maza” logra rehabilitación de niña con Síndrome de Pierre Robin

  • Se trata deun caso de éxito que involucra a personal de pediatría y rehabilitación

Tuxtla Gutiérrez, Chiapas.- Personal de salud de las áreas de pediatría y rehabilitación del Hospital Chiapas Nos Une “Dr. Jesús Gilberto Gómez Maza”, logró con éxito la recuperación de una paciente infantil diagnosticada con una anomalía congénita conocida como Síndrome de Pierre Robin, que se caracteriza por presentar una mandíbula muy pequeña, una lengua que cae hacia atrás y hacia abajo, y un paladar hendido y arqueado, lo que ocasiona problemas respiratorios y digestivos severos.

Alondra Guadalupe ingresó a los tres meses de edad al área de pediatría del hospital, con muy bajo peso y dificultades para la succión al momento de la lactancia. Por estas características se refirió al área de rehabilitación, donde el médico Noé Cruz Herrera diagnóstico a la paciente con Síndrome de Pierre Robin, por lo que se inició con el tratamiento de terapia oral motora, para enseñarle la acción correcta de la succión, que le permitiera alimentarse por sí misma.

La menor aprendió a succionar y cuando pasaba del año de edad empezó a comer por sí sola, lo que permitió que subiera de peso y que sus condiciones mejoraran. Entonces inició la segunda etapa de rehabilitación; se le programó terapia psicomotriz: 10 sesiones al mes, de una hora cada cita.

Gracias a la dedicación de los profesionales de la salud y a la constancia de sus padres, Alondra Guadalupe asistía al Hospital “Gómez Maza” a sus terapias psicomotrices y de lenguaje, a cargo  de las terapeutas Patricia Hernández Araiza y Alejandra Chanona Alvarado; así como a consulta externa, y continuaba con la terapia de tres a cuatro veces al día en su casa, todos los días de la semana.

Como resultado de esta intervención, se fueron observando avances en su desarrollo oral y psicomotor, lo que le permitió dar sus primeros pasos con apoyo, al año y dos meses de edad.Al año y seis meses, empezó a correr.

“Es un gusto para mí poder presenciar el caso de éxito de una pacientita que conocimos desde bebé y con la que se trabajó con mucha motivación y constancia; verla ahora corriendo por el hospital en sus visitas, me causa una gran alegría”, manifestó la terapeuta Alejandra Chanona Alvarado.

Actualmente, a sus dos años y seis meses de edad, Alondra Guadalupe goza de buena salud, lo que le permite realizar actividades físicas de manera normal.

Cabe mencionar que el Síndrome de Pierre Robin es una enfermedad congénita que se presenta desde el momento del nacimiento. Por las anomalías en cara, boca y maxilar inferior, las niñas y niños afectados tienen gran dificultad para la succión y la alimentación; además la coordinación entre la ingestión y la respiración es difícil, produciéndose con frecuencia obstrucciones respiratorias, así como problemas psicomotrices durante el desarrollo del niño o el bebé.

Es importante el diagnóstico a muy temprana edad, ya que la evaluación y el tratamiento delSíndrome de Pierre Robin deben comenzar desde el nacimiento y la infancia.

Comentar