Opinión / Ensalada de Grillos de Ciro Castillo: ¿Feliz Año Nuevo?

Después de los festejos de Navidad y Fin de Año, los regalos, las compras, el pavo, la pierna de cerdo, los romeritos, el recalentado, el traguito y demás, nos despertamos a la cruda realidad.

Los pronósticos de quienes saben de cuestiones económicas nos ponen los pelos de punta; aunque no hace falta ser especialista para darse cuenta de que acabó el tiempo de los abrazos y la fraternidad. Solo nos quedan los buenos propósitos.

EL PRIMER GASOLINAZO

Con la liberación de los precios de las gasolinas, el gobierno perdió el control del valor de los combustibles. Los gasolineros, así como los tortilleros, inventarán cualquier pretexto para llevar los precios a las nubes.

En el primer día del año nos sorrajaron un aumento de 40 centavos y, dicen los mismos gasolineros, el precio del litro podría superar la barrera de los 20 pesos. ¡Tomen su Año Nuevo!

Nos quieren dar “atole con el dedo” y nos dicen que se creó la aplicación oficial Gasoapp, para que podamos conocer la ubicación de las gasolineras y cuál vende más barato. ¡Gran cosa!

Ahh, por cierto, está disponible para los sistemas IOS y Android.

PRIMER TORTILLAZO DEL AÑO

A bajar de peso a la fuerza. En algunas tortillerías de ciudades como Tuxtla Gutiérrez el kilogramo ya se vende hasta en 17 pesos.

Los industriales argumentan que hubo un incremento en los precios de los insumos, y le cargan la mano al consumidor final que, acostumbrado a una dieta basada en este milenario alimento no tiene de otra que apechugar.  ¡Tomen su Año Nuevo!

Algunos todavía tienen un restito del aguinaldo, si es que se los pagaron completos, y pueden seguir comprando el kilo completo; sin embargo, en unas cuantas semanas habrá que ajustar el gasto o, aunque parezca broma, bajar de peso a la fuerza.

LOS PRIMEROS BLOQUEOS CARRETEROS

Menos de 48 horas habían pasado cuando organizaciones como la UNTA, en Chiapas, nos regaló el primer bloqueo carretero del año.

Tramos carreteros en lugares como Comitán, La Trinitaria, Independencia, Tzimol, Suchiapa, Jitotol, Siltepec, Cintalapa, San Cristóbal y Malpaso, afectados por los inconformes que exigen la “libertad de sus presos políticos”. ¡Tomen su Año Nuevo!

Ahh, por cierto, se nos olvidaba que para permitir la circulación de algunos vehículos, los “protestantes” comenzaron a pedir “cooperación” a los automovilistas que despertaron de la “camaradería” de las fiestas decembrinas y se toparon con las mentadas de madre.

Los prestadores de servicios turísticos aseguraron el año anterior, en muchas ocasiones, que los bloqueos carreteros son el principal enemigo de “la industria sin chimenea” y agárrense porque parece que 2018 no será la excepción. Peor aún, agréguele el factor electoral.

COMIENZA EL RETORNO DE DESPLAZADOS

Niños evidentemente desnutridos, de la mano de sus madres, comenzaron el regreso a sus comunidades de origen en el municipio de Chalchihuitán, desde donde se desplazaron voluntariamente por temor a una agresión armada.

El padre Marcelo Pérez, querido por unos y rechazado por otros en el municipio de Simojovel, acompañó a estas personas que saben que todavía corren cierto riesgo; sin embargo, prefieren eso a seguir pasando frío y hambre.

Lo dijo el mismo clérigo: sí hay ayuda de parte de las autoridades, pero nunca será suficiente ante tanta necesidad.

Además, siempre que la solidaridad de la gente envía ayuda a los desplazados, pocos se ponen a pensar que los indígenas no están acostumbrados a comer alimentos enlatados. ¡Tomen su Año Nuevo!

CAMBIO DE MANDO EN OBISPADO DE SAN CRISTÓBAL

Nada sencillo el reto que tiene el nuevo obispo de San Cristóbal de Las Casas, Rodrigo Aguilar Martínez: dar continuidad a la tarea realizada por Samuel Ruiz García y Felipe Arizmendi Esquivel. “Tengo 65 años, ya no alcanzaré a completar la edad de monseñor Felipe, dentro de 10 años tendré 75 y pienso debo entregarme sin precipitarme, sin esperar para mañana, saber escuchar, saber decidir…”, dijo en su primera presentación ante los medios de comunicación.

El nuevo mandamás en la Diócesis coleta sabe que la tarea no es sencilla en esta zona del país. Ahora mismo hay un problema fuerte en la zona de límites de Chenalhó y Chalchihuitán. ¡Feliz Año Nuevo!

Escríbanos a:

cirocastillo@hotmail.com

Síganos en:

www.noticiasnvi.com

Comentar