OPINIÓN / Palabras Gordas de Noé Farrera: “SE AVISORA RECONCILIACIÓN ENTRE EL VERDE Y EL PRI”

Con la reunión del Partido Verde Ecologista en Chiapas en el Polyfórum Mesoamericano, se encona más la disputa por la candidatura para la gubernatura en Chiapas entre los partidarios de Eduardo Ramírez Aguilar apoyados por los miembros y dirigentes estatales del  Partido Verde Ecologista en Chiapas, porque en las negociaciones soterradas que existen entre los nacionales y los chiapanecos no hay visos de acuerdo. Cada facción está montada en su macho.

En la reunión mencionada, en la que la estrella fue Eduardo Ramírez, se esperaba el establecimiento de una agenda de actividades que culminarían con el pronunciamiento de los verdes ahí presentes por ERA como candidato del Verde de Chiapas. Sin embargo algo o alguien les indicó que dicho pronunciamiento todavía no era conveniente. Al abandonar la agenda, la reunión que se esperaba triunfal para los verdes, se volvió errática e inconexa en la que cada orador solo externó sus buenas intenciones.

Por otra parte, debe tenerse en cuenta que los delegados a la XXII Asamblea del PRI, alquilaron de fea manera el cuerpo ante las directrices de Peña Nieto, que de esa manera aseguró la facultad de ungir con el dedo anular presidencial al próximo candidato del PRI a la presidencia de la República. Ese chile, perdón, ese dedo sí le va a embonar al próximo candidato tricolor.

En la XXII Asamblea se volvieron humo las habladas del gobierno de coalición de Manlio Fabio Beltrones, de los desbocamientos de Ivonne Ortega, que sostenía que si Peña Nieto hace uso del derecho de dedo, el PRI sufrirá una baja en su votación dura y quien sabe cómo le vaya en julio del 2018.

Nada de rebeldías, a la hora de la hora; todos los priístas se agacharon y se portaron como los machos de la manada ante el macho alfa. Eso debe dar a la ciudadanía la convicción de que a Peña Nieto y los suyos les importan los intereses políticos y económicos del  grupo Atlacomulco. Al victimizado pueblo mexicano que lo sigan mordiendo los perros.

A los políticos mexicanos solo les interesa el próximo hueso, que tenga suficiente pellejo. Así Manlio, una de las posibles cabezas del cambio en la manera de designar al próximo candidato tricolor fue uno de los primeros en comerse sus palabras, agachar las orejas y meter la cola entre las patas. Solo faltó que le gritaran: ¡A su rincón!

Es comprensible la actitud de Manlio Fabio. Si el verde sigue en sus rebeldías, el sistema lo puede aplastar y reducirlo a un minipartido como hay varios; entonces Pablo Escudero, el yerno de Manlio, directivo y senador por el Verde,  para el próximo sexenio ya no tendrá hueso grande y jugoso. También Silvana Beltrones ya probó las mieles de ser diputada. Tanto el yerno como la hija están acostumbrados a los buenos sueldos y los “peines” ; no les vaya a pasar como al pavo real de la canción vernácula.

Es conocido que en Chiapas, el Partido Revolucionario Institucional (PRI)  sin un aliado del calibre del Verde Ecologista será derrotado por Morena, por el PAN o por la alianza PAN-PRD que se está cocinando; porque el tricolor tiene el lastre de los gobernadores rateros, de las pifias del propio Peña Nieto, de las elecciones del estado de México y Coahuila, de la Casa Blanca, de la casa de Malinalco del cacarizo de Videgaray, el gasolinazo, el alza de las tarifas de la energía eléctrica, de la actitud perruna de Peña Nieto ante Trump y mil cosas más.

Por lo tanto, el PRI necesita de los votos del Verde. Es tarea urgente del Güero calmar a sus tucanes y que vuelvan a entrar en el aro. Al fin que nada es gratis, pueden sacar un buen provecho, como dijo la canción del flaco Agustín Lara: “vende caro tu amor, aventurera”.

Comentar