Restaurarán imagen de la Virgen de La Merced en San Cristóbal

Félix Camas

San Cristóbal de Las Casas.- La imagen de la Virgen de La Merced que llegó a esta ciudad en 1537 será restaurada por personal del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), ya que la escultura tallada en madera policromada y estofada, presenta un deterioro en un 80 por ciento, por lo que el domingo 2 de septiembre, día en el que arrancan las festividades del barrio, se hará una plática de explicación sobre el estado en que se encuentra la imagen.

En conferencia de prensa convocada por el Grupo de Mercedarios de San Cristóbal, Rodolfo Lamartine Coello, quien es uno de los autorizados por el sacerdote para formar la junta de restauración de la imagen, informó que será la charla será el domingo 2 de septiembre a las 18:30 horas en el templo de La Merced.

“Quienes no puedan asistir este domingo, para el 16 de septiembre habrá una segunda plática que explique la restauración y el día 24 estaremos publicando el dictamen del INAH, junto con los gastos y costos que conllevará la restauración; la imagen de nuestra virgen ha sufrido daño en la parte de la espalda, en los costados, podemos decir que en el 80 por ciento del cuerpo y la restauración llevará alrededor de un año”.

Lamartine Coello narró parte de la historia de la imagen de María de La Merced, que llega a San Cristóbal en 1537, “tenemos noticias la llegada del Obispo de Guatemala don Francisco Marroquín a la ciudad de México y en mayo de 1537, trae a dos religiosos de la orden de La Merced, según constan en los archivos de los ayuntamientos, donde hay la constancia de la expedición de los solares o terrenos para fundar, la imagen llega por Puerto México, Coatzacoalcos desde esa fecha se encuentra en este lugar, no tenemos dato que nuestros antepasados se haya restaurado”.

Asimismo, aclaró que la imagen no saldrá del templo, sino que se encontrará en una habitación autorizada por el sacerdote encargado del templo, estará resguardada por los mismos devotos y habitantes del barrio y únicamente se podrá visitar la imagen, “por gente autorizada por el sacerdote o el INAH, solamente dos veces a la semana, podrán asistir, pero no se podrá tocar la imagen”.

Por último, aclaró que mientras la imagen sea restaurada, pondrán otra en su lugar, “en el interior de la sacristía tenemos algunas otras imágenes de igual valor moral, sentimental, con el debido respeto se colocará, es una más pequeña, más reciente y nos acompañará durante la ausencia de la imagen”.

Comentar