“Son expertos en lavado de cerebro”: cómo el líder de La Luz del Mundo cautivó a sus víctimas

  • Psicólogos y teólogos advierten que figuras de poder como Naasón Joaquín García “saben hablar con mucho talento y con mucha asertividad en el vocabulario” lo que les permite “atraer a sus seguidores de manera muy intensa”, una situación propensa para que la gente responda a sus peticiones bajo la creencia de que es un llamado directo de Dios.

Estados Unidos.- El arresto esta semana del líder de La Luz del Mundo y la férrea defensa de sus feligreses, principalmente en las Iglesias de México y Estados Unidos, ha desatado una ola de críticas contra los millones de miembros de esta congregación evangélica tachándolos de tener “fe ciega” y ser “fanáticos religiosos”.

Pero en opinión de los expertos, se tiene que ver a estas personas con compasión porque se trata de “gente de buena fe” que más allá del fanatismo, piensan que encontrarán una solución a sus problemas en este tipo de cultos. Rubén Darío Núñez, un teólogo que ha trabajado con la Arquidiócesis de San Francisco y la Diócesis de Oakland, asegura que una vez que se unen a estos grupos, los bombardean con ideas muy fuertes que los ayudan a quedarse ahí.

“Tocan aspectos muy sensibles para las personas que en muchos casos se encuentran en situaciones de mucha necesidad, quizás pasan por momentos muy difíciles y creo que estas personas saben utilizar toda la necesidad de esas personas”, dijo el experto en religión. “Saben hablar con mucho talento y con mucha asertividad en el vocabulario, en el lenguaje, en las formas de expresión y logran causar una profunda cautividad en las personas. Logran atraerlos de forma muy intensa”, agregó.

La Fiscalía estatal presentó este martes 26 cargos contra Nassón Joaquín García y tres presuntas cómplices, a quienes acusa de tráfico humano, producción de pornografía infantil, violación de menores y otros delitos graves. El procurador Xavier Becerra catalogó al autonombrado “Apóstol de Jesucristo” como alguien que está “más que enfermo” y que se valió de su posición jerárquica en su congregación para violar a tres adolescentes y a una mujer.

Para los especialistas ese culto a la personalidad que se da con frecuencia en organización religiosas como La Luz del Mundo puede ser extremadamente peligroso, sobre todo cuando hay una distorsión de las enseñanzas y se inculcan las ideas erróneas en la mente de los feligreses.

“Exaltan mucho a la persona dándole una autoridad muy elevada, muy exacerbada. Y eso hace que ellos puedan disponer y hacer lo que quieran, sin que a veces sean personas cuestionables, lo que puede convertirse en algo peligroso. A estas personas no les pueden cuestionar nada, porque se le considera como verdaderos profetas de Jesucristo, así que lo que ellos digan se hace se hace y no se cuestiona”, indicó Núñez.

El teólogo advierte que, dentro de las organizaciones religiosos, el impacto de las figuras de poder puede ser muy positivo entre sus seguidores, pero cuando “hay una exaltación de la persona hacia lo divino” y se profesan ideas que no están apegadas a los dogmas religiosos, “entonces se cae en fanatismo” y “se le puede justificar y perdonar” al líder religioso. Núñez explica que este tipo de comportamiento se puede reducir a un dogma muy peligroso: “Lo que hacen ellos o lo que dicen ellos, lo quiere Dios”.

El psicólogo clínico Óscar Cervantes comparte esa opinión y advierte que la elocuencia y afabilidad de líderes como el de La Luz del Mundo es esencial para cautivar a sus feligreses. “Por lo general son expertos en lavado de cerebro, saben cómo convencer a la gente y los convencen tan bien que les creen. Por una parte, hay confusión. Hay personas que más bien van a defender al líder porque en su mente no hay nada que él o ella hayan hecho mal”, advirtió.

Fuente: Univisión

Comentar