Supuesto ataque químico causa una matanza en la zona rebelde Siria

El Consejo de Seguridad de la ONU se reunirá mañana de urgencia a petición de Francia y Reino Unido

Decenas de personas han muerto este martes en Siria tras un bombardeo aéreo con supuestas armas químicas.

La ONG médica UOSSM, fundada en 2012 en Francia, asegura que en el ataque contra la localidad de Jan Sheijun, en la provincial de Idlib y bajo control de fuerzas rebeldes, han muerto un centenar de personas.

El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos (OSDH), con sede en Londres, pero con una amplia red de informantes sobre el terreno, cifra los fallecidos en 58 personas, incluidos 11 niños, y asegura que el bombardeo fue perpetrado desde el aire, sin precisar si se trató de aviones del Gobierno de Bachar el Asad o de Rusia.

El bombardeo provocó una oleada de indignación internacional y Washington, París y Londres responsabilizaron al gobierno de Al Asad, que desmintió “categóricamente” toda implicación.

“Hemos oído bombardeos […] Corrimos dentro de las casas y había familias muertas. Vimos niños, mujeres y hombres muertos en las calles”, contó a la AFP un testigo, Abu Mustafá.

(Imágenes sensibles) Videos de militantes antirrégimen mostraban cuerpos sin vida sobre las calzadas y otras personas aquejadas por espasmos y episodios de asfixia. Las víctimas “tienen las pupilas dilatadas, convulsiones, espuma saliéndole de la boca”, explicó Hazem Shahwane, un socorrista entrevistado en uno de los hospitales de la ciudad. Al menos 11 niños fallecieron, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

Se trata del “segundo ataque químico más mortífero del conflicto en Siria”, después del que causó más de 1.400 muertos en 2013, dijo la organización, que no pudo precisar qué tipo de gas tóxico se había utilizado. ‘Rendir cuentas‘

El enviado especial de Naciones Unidas para Siria, Staffan de Misutra, declaró que la ONU quiere “identificar claramente las responsabilidades” y que los autores del ataque con armas químicas en Siria “rindan cuentas”.

Reaccionando al caer la tarde, el ejército sirio desmintió “categóricamente haber usado hoy (martes) sustancias químicas o tóxicas en Jan Sheijun (…)” y subrayó que “nunca las usó, en ningún momento, en ningún lugar y que no lo hará en el futuro”, afirmaron las fuerzas armadas en un comunicado publicado por la agencia oficial Sana.

El ejército ruso, principal aliado del régimen sirio, afirmó que tampoco había llevado a cabo ningún bombardeo en la zona afectada.

Aún así, la oposición siria acusó al régimen de haber utilizado “obuses con gas químico”. Este “crimen horrible” recuerda al ataque de verano de 2013 cerca de Damasco, que la comunidad internacional “dejó impune”, agregó, advirtiendo que “ponía en entredicho” el proceso de paz destinado a poner fin a un conflicto que ya lleva seis años de duración.

El ataque de este martes coincide con el inicio de una conferencia de dos días en Bruselas sobre el futuro de Siria auspiciada por la Unión Europea y Naciones Unidas, pero no se prevé la asistencia de algunos actores claves como Rusia o Turquía.

Con informacion de Reuters y AFP

Comentar