Captan la muerte de una neurona; así luce el proceso

  • La psicóloga española Raquel González compartió un video en el que se puede ver la muerte de una neurona

México.– Algunas de las prácticas que realizamos a diario dañan nuestro cerebro y las neuronas que contienen sin que lo sepamos.

La actividad cerebral no solo se ve alterada por razones genéticas, sino también por lo que hacemos día a día, esto se traduce en tres palabras: muerte de neuronas.

Las neuronas son la base que compone nuestro sistema nervioso, estas células tienen la misión de llevar y compartir información unas con otras.

Nuestro cerebro sigue siendo un gran enigma y diversas disciplinas como la medicina o la psicología, por mencionar algunas, se han encargado en mayor o menor medida de estudiar y descifrar los secretos que esconde el cerebro humano.

El cerebro contiene miles de millones de neuronas y es gracias a ellos que pensamos, soñamos o hacemos cualquier.

En redes sociales fue difundido un breve video donde se puede ver la muerte de una neurona.

En el video, compartido por la psicóloga española Raquel González, se puede ver el momento en que una neurona se contrae desde sus dendritas hasta el centro de la célula.

Hasta el momento este material ya cuenta con cerca de 700 mil visitas y ha generado cientos de comentarios, algunos en tono de burla, sobre esto.

6 HÁBITOS QUE MATAN TUS NEURONAS

Existen enfermedades que por sus características, provocan daño neurológico, además de que muchas de ellas están asociadas de manera hereditaria o genética; sin embargo, se ha reconocido que ciertos hábitos también pueden ocasionar ese daño debido a que matan tus neuronas y alteran la actividad cerebral.

Por ello, te presentamos algunos de los hábitos y cosas que debes prevenir para no registrar daño neurológico ni ahora, ni en el futuro, además de que protegerás a tus neuronas:

  • No desayunar. Cuando despertamos, luego de un ayuno de 6 a 8 horas, el cerebro requiere energía para llevar a cabo todas las funciones, pero si no se le brinda la adecuada cantidad de proteínas, vitaminas y nutrientes, se genera daño estructural, lo que implica la muerte de neuronas por falta de energía y sobrecarga de trabajo.
  • Estrés. El estrés mata neuronas, e incluso, evita que se formen nuevas en el hipocampo. Según una investigación publicada en el Journal of Neuroscience, el estrés agudo sólo permite la supervivencia de nuevas neuronas tan solo por unos días.
  • Hipertensión. La presión sanguínea alta debilita las pequeñas arterias del cerebro, lo que puede desencadenar daño neuronal.  Según un estudio de la Universidad de Alabama, publicado en la revista Neurology, la pérdida de neuronas está asociado con los problemas de memoria, especialmente después de los 45 años, debido a la hipertensión.
  • No dormir bien. La falta de sueño por periodos prolongados acelera la pérdida de células del cerebro. Además, dormir con la cabeza cubierta aumenta la concentración de dióxido de carbono y disminuye el oxígeno, causando efectos adversos a nuestro cerebro.
  • Fumar. Causa la disminución del tamaño cerebral y además de promover la aparición del Alzheimer, un estudio de la Universidad de Northumbria revela que fumar origina la pérdida de memoria, lo cual se podría revertir al dejarlo.
  • Comer mucho y muy grasoso. El exceso de comida genera una circulación lenta y poco oxigenada al cerebro. Además, un alto consumo de azúcar interrumpe la absorción de proteínas y nutrientes necesarios para la creación de nuevas neuronas.

Fuente: Excélsior