Continúan actos de violencia en los límites de Aldama y Chenalhó

Félix Camas

San Cristóbal de Las Casas.- El Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de Las Casas (Frayba) dio a conocer que han recibido información de que en los límites entre Aldama y Chenalhó las detonaciones de arma de fuego no cesan, y ante las amenazas varios habitantes de distintas comunidades han decidido desplazarse a las montañas, lo cual los pone en riesgo de adquirir COVID-19.

Según el Frayba quienes se encuentran en más riesgo son los habitantes del municipio de Aldama que colindan con Chenalhó, ya que de acuerdo a testimonios persisten ataques con armas de alto calibre, realizados por grupos civiles armados de corte paramilitar que operan en esa región y que son procedentes de comunidades de Santa Marta, municipio de Chenalhó.

Los reportes indican que los ataques comenzaron el 24 de marzo a las comunidades tsotsiles de Chivit, Tselejpotobtic y Yetón, y los disparos salían desde Xuchte, Santa Marta, Chenalhó. También se reportaron disparos desde Pajaltoj, Santa Martha, Chenalhó, hacia Xuxch’en y Coco’ municipio de Aldama. Y desde Slumka y Saclum, Santa Marta, Chenalhó, hacia Xuxch’en, Aldama.

En la madrugada del 25 de marzo, se reportaron disparos a la cabecera municipal de Aldama, así como a Xivit y Tselejpoptic, en Aldama. “Esta situación de violencia crea un ambiente de terror a la población de estas comunidades, así como en otras ubicadas en los límites de Aldama y Chenalhó”.

“La contingencia nacional por el COVID- 19, aumenta el riesgo en el que se encuentran, en su mayoría mujeres, niñas, niños y personas mayores en situación de desplazamiento forzado constante, quienes se refugian en las montañas ante los reiterados ataques”.

Por lo anterior, el Frayba pide al Estado Mexicano accione las medidas de seguridad y precautorias para evitar hechos que sean de difícil reparación, como el derecho a la vida, seguridad e integridad personal y el escalamiento del desplazamiento forzado.

Y que se investigue de manera pronta y adecuada, así como sancionar, desarmar y desarticular a los grupos armados de corte paramilitar de Chenalhó, responsables directos de los ataques armados que han provocado desplazamientos forzados en la región Altos de Chiapas.