Ensalada de grillos, columna política de Ciro Castillo: «El tiro por la culata»

El PAN y el PRI están empeñados en desmoronar quizá la mejor carta del tabasqueño, Andrés Manuel López Obrador: la honestidad.

A pesar de que se le ha ligado a videoescándalos y actos de corrupción, no se ha logrado quebrar su imagen, si no de incorruptible, sí de lo más lavadito que hay en la actualidad.

Quién no recuerda el escándalo de “El señor de las ligas” y recientemente de la ex candidata a alcaldesa de Las Choapas, Veracruz; sin embargo, El Peje sigue ahí a pie firme y listo para ir por su tercera candidatura presidencial.

Si el PAN y el PRI mantienen la estrategia del desprestigio pueden tener dos resultados: uno, que sí la gente crea que el tabasqueño es la misma cosa; dos, que sea victimizado y la opinión pública no les crea nada, sino al contrario, que les salga el tiro por la culata.

Contra Eva Cadena Sandoval, quien parece más una mujer “de corta habilitad” política, pesan ya tres acusaciones documentados en video.

Ayer mismo, diputados del grupo parlamentario de Morena en la Cámara de Diputados federal pidieron disculpas por este “despelote” y aseguraron que procederán para que sea desaforada en Veracruz.

A pesar de que todo este escándalo que tiene “el sello” Yunes Linares sigue creciendo, insistimos, López Obrador todavía podría cruzar el pantano sin enlodarse los zapatos.

Parece increíble, pero el hecho de viajar en avión comercial, de vivir con más modestia que otros políticos, de que no se la haya señalado por poseer departamentos o propiedades de lujo, le permite todavía tener credibilidad.

Por eso insistimos, si el PRI y el PAN, ayudados por el gobernador de Veracruz, Miguel Ángel Yunes Linares,  se empeñan en echarle lodo encima, les podría salir el tiro por la culata.

MIGUEL MANCERA SALPICADO

El jefe de gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, se había empeñado en sostener que la capital del país no es base de operaciones de la delincuencia organizada.

Ayer, tras la caída de “El Licenciado”, quien, dicen, es el sucesor de Joaquín Guzmán Loera “El Chapo”, Mancera se tragó sus palabras y de tanto negar los temas el narcotráfico le salió el tiro por la culata.

Reconoció que la Ciudad de México puede ser un centro logístico o financiero de ese tipo de organizaciones, pero se trabaja para que no sea un lugar de operación.

“No es la primera vez, esto se los he comentado, en la Ciudad de México hay seguimientos, se dan detenciones, es un centro donde puede haber logística o donde puede haber reforzamientos financieros. Son precisamente los motivos que se han revelado de esta detención, no es nuevo”, dijo el político que también tiene su corazoncito que suspira por Los Pinos.

Dámaso López Núñez «El Licenciado» quien cobró poder en el «Cártel de Sinaloa» luego de ser una pieza clave en 2001 del escape del penal de Puente Grande, Jalisco, de Joaquín «El Chapo» Guzmán, sacudió “la tranquilidad” respecto a temas del narco en la capital del país.

UN SOL QUE SE APAGA

Después de andar huyendo algunas semanas, el cantante Luis Miguel fue detenido ayer en California, Estados Unidos; sin embargo, también quedó libre de inmediato al pagar una fianza de un millón de dólares.

Lo que se ve a la distancia es que un artista que tuvo y tiene gran fama, comienza a vivir sus últimos años de “brillo” artístico para meterse en ese mundo de los escándalos.

Con varias demandas en su contra, el llamado “Sol” ya no es el  mismo de antes.

JAGUARES SIN GARRA

El equipo Jaguares de Chiapas, quien no ha logrado el arraigo que debiera entre la afición chiapaneca, está a unas horas de jugarse la vida la Primera División del futbol mexicano.

Ayer, algunos especialistas del medio deportivo a nivel nacional, señalaron una de las causas por las que los jaguares ya no rugen en lo deportivo: indisciplina.

Algunos jugadores habrían estado de fiesta antes y después del partido ante Santos Laguna, a pesar de que pudo haber sido el último en la primera categoría. Parece que les importa poco el futuro de un equipo al que ni siquiera quieren.

Por si fuera poco, acusaron que “la invasión” de aficionados al estadio el sábado pasado pudo haber sido orquestada por la misma directiva de Jaguares y “la porra”.

Comentar