EU estudia prohibir el uso de TikTok y otras aplicaciones chinas

Fotografía: Especial

Un portavoz de TikTok mencionó que nunca han proporcionado datos de usuarios al Gobierno de China

Estados Unidos.- El Gobierno que preside Donald Trump está considerando restringir el acceso de los usuarios de Estados Unidos a la aplicación china TikTok ante la posibilidad de que el Gobierno de Pekín la esté utilizando como un medio para vigilar y distribuir propaganda entre los ciudadanos.

El anuncio lo realizó el secretario de Estado norteamericano Mike Pompeo en declaraciones al programa de la cadena estadounidense Fox News «The Ingraham Angle».

Pompeo señaló que «él y el presidente Trump se están tomando en serio» esta posibilidad después de que la presentadora del programa, Laura Ingraham, recordara que la India ya había prohibido la aplicación y Australia está considerando hacerlo.

«Nos estamos tomando esto muy en serio y ciertamente lo estamos analizando», reiteró Pompeo antes de subrayar que su administración está viendo lo que pasa en todo el mundo con esa aplicación.
«Con respecto a las aplicaciones chinas en los teléfonos celulares de las personas, puedo asegurarles que Estados Unidos también lo hará», añadió, y agregó que no quería adentrarse en más detalles sobre el tema porque potencialmente sería «adelantarse» a cualquier anuncio presidencial.

«Pero es algo que estamos viendo», dijo, y advirtió a los estadounidenses de que deben ser cautelosos al usar TikTok, si no quieren que su información privada caiga «en manos del Partido Comunista Chino».

Ante el anuncio, el portavoz de la aplicación de videos de corta duración mencionó a través de un comunicado que «TikTok es dirigido por un director estadounidense, con cientos de empleados y líderes clave en materia de seguridad, productos y políticas públicas en EUA».

Adicionalmente se mencionó que «no tenemos mayor prioridad que promover una experiencia segura en la aplicación para nuestros usuarios.

Nunca hemos proporcionado datos de usuarios al Gobierno de China, ni lo haríamos si nos lo pidieran».

La aplicación, cuyo uso se ha generalizado prácticamente en todo el mundo en los últimos meses, ha sido criticada repetidamente por políticos estadounidenses que la acusan de ser una amenaza para la seguridad nacional debido a sus lazos con China.

Los críticos con esta nueva forma de comunicación a través de las redes sociales alegan, según medios estadounidenses, que la compañía podría verse obligada a «apoyar y cooperar con el trabajo de inteligencia que realiza el Partido Comunista Chino».

Con información de EFE y ADN40