Mujer queda ciega tras recibir el impacto de una granada de gas lacrimógeno durante las protestas en Chile

Foto: Especial

  • El Instituto Nacional de Derechos Humanos presentó una querella por «homicidio frustrado» contra Carabineros.

Chile.- Fabiola Campillay, de 36 años, quedó ciega tras recibir este martes el impacto en la cara de una granada de gas lacrimógeno lanzada por los Carabineros durante las multitudinarias protestas que tienen lugar en su país, según lo informó el Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH), que cita los testimonios de dos familiares de la víctima.

Campillay se dirigía a su trabajo cuando la alcanzó el proyectil lanzado por un policía antidisturbios, lo que le hizo perder de inmediato su ojo izquierdo. Aunque recibió pronta atención médica, los especialistas no pudieron hacer nada para salvar la visión de su ojo derecho, que perdió también al cabo de unas horas, ya que el glóbulo ocular estaba destrozado por dentro. Además, la bomba de gas lacrimógeno le había fracturado varios huesos del rostro.

El segundo caso en menos de un mes
El INDH presentó una querella por «homicidio frustado» contra Carabineros. El director de ese organismo, Sergio Micco, condenó la actuación policial y admitió que se trata del segundo caso en menos de un mes en el que una persona pierde la visión por completo debido a «la violenta acción de la policía». Dijo también que los agentes no cumplen el protocolo de actuación.

«Todo procedimiento policial tiene que ser con absoluto apego, respeto y protección a los derechos humanos», dijo Micco. «Sin embargo, ello no está ocurriendo y cada vez hay más víctimas de la violencia policial», aseveró el director del INDH. De hecho, detalló que este organismo contabiliza ya 161 casos en los que integrantes de Carabineros han usado perdigones sin que existiera un riesgo físico e inmediato para su integridad.

El 8 de noviembre, un joven de 21 años llamado Gustavo Gatica perdió la visión de ambos ojos tras recibir impactos de balines en el rostro. Dos días después el presidente de Chile, Sebastián Piñera, reconoció que las fuerzas policiales han cometido abusos y anunció su intención de introducir un proyecto para reformar la Constitución. Todavía se desconocen el alcance de sus propuestas y su compatibilidad con las exigencias de los manifestantes.

Fuente: RT