Recomienda IMSS medidas preventivas para evitar contagio de enfermedades de transmisión sexual

  • El uso de condón es el método de barrera más efectivo para prevenirlas
  • El Seguro Social otorga alrededor de 500 mil consultas cada año por este tipo de padecimientos

Usar métodos de barrera, como preservativos masculinos y femeninos, es la forma más segura de prevenir contagio y propagación de enfermedades de trasmisión sexual, afirmó el doctor Jaime Rafael Delgadillo Plascencia, jefe de área en la Coordinación de Atención Integral del Segundo Nivel del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Detalló que los factores de riesgo para estas enfermedades son múltiples y entre ellos están el tener varias parejas sexuales y las deficiencias en las técnicas de aseo.

Por ello, indicó que es recomendable mantener una vida sexual segura, es decir con una sola pareja sexual, usando preservativo y fomentando el hábito de acudir a su médico a evaluación general por lo menos cada 6 meses.

El doctor Delgadillo Plascencia señaló que el Seguro Social, a través del programa PREVENIMSS, ofrece acciones de cuidado y protección a los derechohabientes, con el objetivo de prevenir el contagio tanto para adultos como para adolescentes que tienen vida sexual activa.

Anualmente, el IMSS brinda un promedio de 500 mil consultas por enfermedades de transmisión sexual a nivel nacional, tanto en las Unidades de Medicina Familiar como en los Hospitales de Especialidades y la mayor parte de ellas son para hombres y mujeres a partir de los 20 años de edad.

El médico del Seguro Social, reiteró que las enfermedades de transmisión sexual, se adquieren a través de las relaciones sexuales sin protección, son causadas por virus, bacterias, hongos y otros gérmenes microscópicos.

Mencionó que una persona que esté infectada puede propagar la enfermedad sin saber que la tiene, si no presenta síntomas y la infección pasa desapercibida. Estas enfermedades las pueden presentar personas de cualquier edad y sexo, pero los adolescentes y adultos jóvenes son quienes están en mayor riesgo.

El jefe de área en la Coordinación de Atención Integral del IMSS, agregó que las enfermedades de transmisión sexual más frecuentes en la población son: vaginosis bacteriana, gonorrea, infección por clamidia, virus del papiloma humano, herpes genital, molusco contagioso, tricomoniasis, sífilis y el virus de inmunodeficiencia adquirida (VIH)

Refirió que los principales síntomas de una enfermedad de transmisión sexual no siempre son evidentes y que pueden ir desde no tener ninguna sintomatología hasta molestias específicas que nos hacen sospechar de una enfermedad en particular.

Explicó que los más relevantes a nivel local son: dolor, ardor o mal olor al orinar; flujo vaginal (Leucorrea), comezón, ardor, mal olor; dolor al momento de sostener relaciones sexuales; secreción purulenta en el pene; presencia de lesiones visibles en el pene o la vagina tales como úlceras, granos, verrugas; sangrado inter-menstrual y dolor testicular.

En cuanto a otros síntomas a nivel sistémico o general puede presentarse fiebre, dolor de cabeza, fatiga, ganglios inflamados, dolor de garganta, exantema (erupción cutánea), abundó.

El especialista destacó que dependiendo del tipo de infección contraída la mayoría de ellas son tratables si se detectan a tiempo y tienen remisión, sin embargo hay otras como el VIH para el que no existe cura hasta el momento solo una forma de control.

Recomendó que previo a que una persona inicie su vida sexual, debe documentarse y acudir a los módulos de planificación familiar, para que reciban la orientación pertinente y de esta forma tengan seguridad al ejercer su sexualidad.